La definición simple de LED o mejor dicho, diodo LED será:  Un diodo LED es un diodo que cuando esta polarizando emite luz.

Las luces LED constan de dos patillas de conexión una más larga que la otra. Para lograr que pase la corriente y emita luz, debemos de conectar la patilla larga al polo positivo y la corta al negativo. De lo contrario no funcionará. En esta imagen podrás ver como es un diodo LED por dentro:

como_funciona_led2

 

Este es el símbolo que usamos para representar el LED en los esquemas eléctricos.

simbolo-diodo-led

Pero… como funciona realmente?

El funcionamiento es muy sencillo. Cuando se conecta por polarización directa, el semiconductor de la parte de arriba permite el paso de corriente que circulará por las patillas (Cátado y Ánado) y al pasar por el semiconductor, este emitirá luz.

polarizacion-diodo-1

En la figura de arriba se puede ver un led polarizado directamente e inversamente en serie con una bombilla. Con el LED ocurre lo mismo solo que ya no nos hace falta la bombilla, ya que el led emitirá luz por si mismo con la polarización directa.

Dependiendo del material del que este hecho el semiconductor, este emitirá luces de diferentes tonalidades, de esta manera podemos tener leds que emitan luz de cualquier color.

Y cual es la ventaja de los leds?

Son muy grandes las ventajas que nos proporcionan las luces led

La primera es que consumen menos energía que las lamparas convencionales. ¿por que?. Las bombillas que todos conocemos y como ya sabemos emiten luz pero también calor. Todo es calor es energía que perdemos. Es evidente que los leds también desprenden calor, pero muchísimo menos que las bombillas convencionales, por eso tienen una eficiencia mucho mayor.

el 80% de la energía consumida por un led, es transformada en luz, mientras que una bombilla solo transformará en luz un 20% todo lo restante es calor.

Otra ventaja importante sería su durabilidad. Mientras que una bombilla cuenta con una vida útil de unas 5.000 horas, la vida útil de un led es superior a las 100.000 horas de luz (11 años de continua emisión lumínica).